Programas tv 2018-03-13T11:49:07+00:00

DORMITY A LA CARTA

dormity-a-la-carta

PROGRAMAS TV

Escoger un buen colchón para la espalda nos puede ayudar a evitar lesiones y dolores, además de proporcionarnos un mejor descanso y mucha más comodidad durante la noche. A continuación, te contamos las características del mejor colchón para la espalda.

  • Escoger un colchón genérico para la espalda (contracturas y mal descanso)
  • Escoger un colchón para paliar una dolencia de espalda (sufro de lumbares, cervicales, dorsales, etc.)
  • La selección de colchones medicinales para la espalda de Dormity (Lumblagía, Fibromialgia, etc.)

¿Qué colchón es mejor para la columna?

Esta es la primera pregunta a la que debemos responder. Dormir en una mala postura, o bien escoger el colchón inadecuado, puede causar importantes dolores de espalda y problemas en la columna. Por lo tanto, es importante saber qué colchón escoger. Estas son las principales características que debe tener un colchón que resulte beneficioso para nuestra columna y nuestra espalda:

  • El colchón debe adaptarse a nuestro cuerpo. Adaptar nuestro cuerpo al colchón puede ser uno de los motivos por los cuales padecemos dolores de espalda. ¿Qué significa esto? Debemos escoger un colchón que nos ofrezca el apoyo adecuado, nos resulte completamente cómodo y nos permita mantener nuestra columna alineada durante toda la noche.
  • También debemos tener en cuenta la firmeza de un buen colchón para la espalda. El colchón para la espalda más idóneo será aquel que nos ofrece un buen equilibrio entre firmeza y comodidad. Además, de este modo, el colchón contribuirá a aliviar los puntos de nuestra espalda en los que sintamos más presión. Sin embargo, los colchones menos firmes también pueden ser adecuados, dependiendo del tipo de dolor de espalda que tendamos a sufrir. Generalmente, un colchón de firmeza media suele ser el más recomendable.
  • La comodidad es una característica imprescindible de cualquier colchón que resulte beneficioso para la espalda y la columna. Al descansar más y mejor, nuestros dolores y molestias mejorarán y disminuirán. Un buen colchón para la espalda debe ayudarnos a corregir los malos gestos y posturas, y contribuir a aliviar el dolor. También nos ofrecerá el apoyo adecuado, no acumulará el calor y se adaptará fácilmente a la forma de nuestro cuerpo.

La combinación de estos elementos tiene que buscar que la espalda se mantenga en una postura correcta en función de nuestro peso y ergonomía, y se reduzcan los puntos de presión sobre el cuerpo (facilitando así que el cuerpo no mantenga una postura forzada).

Cuando un cuerpo tiene una postura forzada es cuando sufre contracturas y no puede disfrutar de un descanso reparador. Suele moverse durante la noche habitualmente ya que el propio cuerpo le pide cambiar de postura por sobrecarga de diferentes zonas de la espalda.

Durante un período prolongado puede acabar ocasionando, además de una falta de sueño y mal descanso, dolores de cabeza, contracturas e incluso lesiones. Siempre hay que recordar que el colchón es ese lugar en el que, de media, nuestro cuerpo se apoya durante una tercera parte del día. Encontrar el colchón adecuado para la fisionomía de cada uno es clave.

El mejor colchón para la espalda según cada tipo de dolor

Todas estas características son imprescindibles en cualquier buen colchón para la espalda y la columna. Un colchón que cumpla con estos requisitos evitará molestias y dolores. Sin embargo, debemos tener en cuenta qué colchón escoger si ya padecemos algún dolor de espalda. En este caso, deberemos escoger un tipo de colchón u otro en función del tipo de dolor. A continuación te lo contamos:

  • En el caso del dolor lumbar, debemos asegurarnos de que el colchón nos permite dormir cómodamente y sin realizar malas posturas. El sobreesfuerzo o un mal gesto suelen ser la causa de este tipo de molestia. Por lo tanto, debemos optar por un colchón que se adapte a nuestro cuerpo, especialmente en la zona lumbar. El colchón también deberá tener un núcleo que se adapta a la forma de la columna, así como de las zonas de carga más especiales. De este modo, nos ayudará a aliviar los principales puntos de presión de nuestra espalda. Algunos factores que permitirán un mejor descanso para los afectados por dolores de este tipo:
    • Recoge la zona lumbar gracias a un núcleo adaptado a la morfología de la espalda.
    • Reduce los puntos de presión y favorece una corrección postural.
    • Mejora la circulación sanguínea favoreciendo la recuperación

  • El dolor dorsal, por otro lado, afecta a la zona del medio de nuestra espalda. En este caso, el mejor colchón para la espalda será aquel que nos ofrezca la firmeza adecuada en toda la zona dorsal. Deberá ofrecernos un buen apoyo, y ayudar a mantener nuestra espalda alineada. Disponer de un colchón que adapte la fisionomía del núcleo del colchón a la de la columna de la persona es lo más adecuado: ayuda a mejorar el reparto del peso del cuerpo al descansar y corrige la postura para encontrar la más adecuada. La higiene postural, junto a una reducción de los puntos de presión y una mejora de la circulación sanguínea, permite un descanso más continuado con un sueño reparados.
  • En el caso de padecer dolor cervical, deberemos optar por un colchón que nos ofrezca la máxima comodidad y el mejor descanso posible. El dolor cervical es una molestia que afecta a muchas personas, y que puede ser causado por varios motivos. Es muy importante encontrarnos con un colchón que nos permita mantener la columna en una postura adecuada, pero será clave en este caso escoger la almohada adecuada. Una almohada suele estar detrás de muchos dolores cervicales ya que no ofrecen el apoyo adecuado a la cabeza según la forma de dormir.

Independientemente del tipo de dolor o molestia que tendamos a sufrir, cualquier buen colchón para la espalda debe ofrecernos comodidad y nos debe permitir descansar. De este modo, los dolores de espalda mejorarán considerablemente, y evitaremos posibles molestias en el futuro.

Otros dolores pueden venir derivados de un mal descanso y, muchos de ellos, como consecuencia de un colchón mal adaptado a nosotros: hormigueos, mala circulación, dolores de cabeza, dolores de piernas, etc. Son otras molestias y dolores que pueden solucionarse con un buen colchón.

Los colchones medicinales de Dormity

Los colchones medicinales o médicos que te ofrecemos en Dormity pueden ser la mejor solución a tu dolor de espalda. Se trata de una gama de colchones diseñados y fabricados para ayudarte a descansar si padeces algún tipo de dolor de espalda. Fabricados por el departamento de I+D de Dormity y en colaboración con diferentes universidades como la UAB, de mano de expertos en diferentes patologías y enfermedades con problemas para descansar, además de ser testados en diferentes ensayos clínicos.

El objetivo de estos colchones medicinales es ayudar a disminuir las molestias y permitir descansar. Están fabricados para buscar reducir aquellos puntos que provocan dolores y, que, por lo tanto, impiden dormir. El hecho de conseguir un sueño continuado y reparador es clave para la salud de muchas personas con estas patologías. Gracias a la recuperación producida por la noche, los usuarios recuperan gran parte de la vitalidad y capacidad de recuperación durante el día. El hecho de poder dormir bien y recuperarse es un antes y un después para muchas personas con diferentes patologías.

Los colchones medicinales están pensados para resolver de la mejor forma posible los diferentes inconvenientes que provocan la falta de sueño. Nuestros colchones:

    • Colchones para la lumbalgia: El lumbocare es un colchón pensado para las personas que sufren esta patología. También para los usuarios con dorsalgia. Ambos requieren de un colchón con las condiciones que ofrece el Lumbocare:
      • Adaptación a la forma de la espalda con especial refuerzo a las diferentes zonas de carga.
      • Sistema Oxygen que permite una mejor circulación sanguínea, favoreciendo una mayor recuperación. Mejora la oxigenación de los músculos.
      • Reduce la sensación, por lo tanto, de hormigueo tanto en manos como en pies.
      • 3 capas adaptativas para conceder una acogida suave al usuario.

  • Colchones para la fibromialgia: El colchón Fibrocare está pensado para mejorar el descanso, ayudar a la recuperación y evitar los dolores de los puntos clave de un enfermo de fibromialgia. Fabricado sobre un núcleo blando, busca reducir los puntos de presión, especialmente sobre los provocados por la misma patología. Gracias a ello, se puede conseguir que el usuario esté descansando sobre un colchón muy acogedor con el mínimo dolor, consiguiendo así recuperar un descanso más duradero y un sueño más reparador. Primer paso para mejorar la calidad de un paciente. Algunos beneficios:
    • Disminuye el dolor matutino
    • Reduce la rigidez y la parestesia  al despertar
    • Confortabilidad y suavidad con una espuma que mantiene una corrección postural.

Ambos colchones son fruto del trabajo de años con diferentes departamentos y mucha investigación con la clara misión de devolver el descanso merecido a las personas que más lo requieren.

 

Si quieres conseguir el mejor descanso posible, nuestros colchones son la mejor forma de conseguirlo. Resultarán especialmente beneficiosos para tu espalda y te permitirán reparar cualquier dolor o molestia.

Dormity en el programa “Amb identitat”

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información, AQUI

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar