¿Por qué tengo que dormir con tapones?

¿Por qué tengo que dormir con tapones?

Dormir con tapones puede resultar incómodo, pero en ocasiones parece no haber otro remedio. Hay personas que afirman no escuchar nada durante la noche, pero tú, sin embargo, parece que te despierta ante el más mínimo ruido. ¿Por qué sucede esto?

Por qué me despierta el ruido y tengo que dormir con tapones

A no ser que vivas sobre una discoteca, lo normal no es mantenerse despierto debido a los ruidos.  Hay ‘ruidos’ como el denominado blanco, que nos ayudan a dormir y favorecen nuestro descanso, mientras otros, como la música estruendosa, los coches, las sirenas y demás pueden romper nuestro ciclo de sueño.

En estudios científicos realizados en el Hospital General de Massachusetts, se descubrieron en el cerebro unas ondas bloqueadoras del ruido. Estas ondas aumentan y permiten descansar aun cuando hay muchos sonidos alrededor que podrían perturbarnos.

No obstante, para que las ondas hagan su trabajo, tenemos que pasar por todas las fases del sueño. Nuestro cuerpo y nuestro cerebro está preparado para aislar el ruido mientras dormimos con el fin de que podamos descansar, pero para que hagan su trabajo, debemos dormir de forma profunda.

Hay varias fases del sueño que debemos cumplir, y el problema que surge es que muchas personas se estancan en una de ellas. Podríamos decir que duermen a medias.

Fases del sueño

En nuestro sueño se diferencian dos fases: fase NO REM y fase REM. La primera se divide en cuatro etapas conocidas como:

  • Fase I. Fase de sueño ligero. Estamos dormidos pero somos capaces de percibir cualquier movimiento cercano a nosotros. Es el sueño en que muchas personas que afirman dormir siestas de diez minutos se sumen. No se descansa y tampoco es reparador.
  • Fase II. El cuerpo desconecta del exterior y los sonidos ya no influyen tanto, aunque aún no es un sueño reparador que nos proporcione descanso y energía suficiente para llevar a cabo nuestras actividades.
  • Fase III. Se le conoce como sueño DELTA. El cerebro sufre un bloqueo sensorial y es cuando las ondas que mencionábamos anteriormente se ponen en marcha y comienzan a trabajar. No obstante, necesitarán más tiempo para bloquear por completo los sonidos.
  • Fase IV. Disminuye la actividad cerebral así como el tono muscular. Pueden aparecer sueños pero no se tendrán un argumento. Serán imágenes sin sentido y no relacionadas.

Y por último entraríamos en la fase REM. Aquí los músculos se relajan por completo y nos sumimos en un sueño profundo. Aunque a veces soñamos y teneos pesadillas en esta fase, la regla general es que descansemos por completo y podamos amanecer descansados.

Cómo dejar de dormir con tapones

Dormir con tapones no es agradable para nadie, aun si estamos muy acostumbrados. Nuestro cerebro tiene la capacidad de descansar aun cuando hay ruidos alrededor, por lo que debemos poder dormir sin necesidad de los incómodos tapones. ¿Cómo?

La clave está en el colchón. Aunque cuando nos tumbamos en la cama tenemos una sensación de bienestar y comodidad, durante la noche puede que nuestro cuerpo no esté sobre un material cómodo y apropiado para el descanso, o que no tengamos una postura correcta. Todo esto evita que nos sumerjamos en la fase de sueño más profunda. Entonces, captamos la actividad sensorial del exterior y nos despertamos. Por eso debemos dormir con tapones. ¿Cómo solucionar esto?

Con un colchón viscoelástico. Estos tienen todos los componentes necesarios para un sueño reparador. Están científicamente estudiados y fabricados con materiales de primerísima calidad que no solo nos ayudarán a tener una buena postura, sino que nos empujarán a la fase REM y dormiremos ‘del tirón’.

Ventajas del colchón viscoelástico

Descansar bien no tiene precio, y por ello, aunque comprar un colchón supone una inversión, esta influirá de forma muy positiva en tu calidad de vida. Mira todo lo que te ofrece este tipo de colchón:

Efecto huella

Una de las grandes ventajas de la viscoelástica es que se adapta perfectamente a cualquier cuerpo. Se moldea a su forma y así permite una comodidad extrema.

Es termosensible

Ayuda a la regulación de la temperatura corporal. Al no pasar calor ni frío, estaremos realmente cómodos y dormidos, evitando despertarnos por los ruidos del exterior.

Alivia los dolores musculares

Gracias a su adaptabilidad, nuestro cuerpo no está forzado a adoptar una postura antinatural y por tanto, los dolores y tensiones musculares se alivian.

Mejora la circulación

Debido a la postura que podemos tener en un colchón viscoelástico y la comodidad que ofrece, la sangre circula de forma más fluida. Esto a la larga mejora la salud del corazón, los músculos y las arterias.

Además de todas estas ventajas que nos permiten entrar en la fase de sueño más profunda, es antialergénico evitando la acumulación de bacterias y ácaros.

Si quieres dejar de dormir con tapones, no lo pienses, y comprar un colchón viscoelástico. En nuestra tienda online podrás encontrar los mejores fabricados con materiales de primera y a precios muy asequibles. Porque con el descanso no se juega.

 

 

2019-05-20T15:07:02+00:00

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información, AQUI

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar