¿Por qué me despierto cuando duermo?

¿Por qué me despierto cuando duermo?

Dormir es uno de los placeres de la vida; no hay nada mejor y que nos haga sentir mejor que un sueño reparador. Sin embargo, no siempre podemos descansar tan profundamente como nos gustaría. Si eres de los que se preguntan ‘por qué me despierto cuando duermo’, ¡tenemos la respuesta!

Por qué dormir bien es importante

Además de ser un placer, dormir es una necesidad. Hacerlo las horas recomendadas y plácidamente nos permitirá tener un ritmo de actividad normal en nuestra vida diaria. Pero esos no son todos los beneficios:

  • Contribuye a un buen funcionamiento del sistema nervioso lo cual influirá en nuestras emociones, nuestro estado de ánimo y nuestra salud mental.
  • Reduce la ansiedad, los pensamientos negativos y el estrés.
  • Evita el sobrepeso y los problemas cardíacos.
  • Mejora nuestros reflejos y nuestra capacidad de aprendizaje y retención.

Vista la importancia de un sueño profundo, es importante que descubras y analices por qué eres de los que dicen: ‘Me despierto cuando duermo’.

Me despierto cuando duermo, ¿cuál es la causa?

Hay muchas razones por las que podemos despertarnos varias veces por la noche. Muchas de ellas se pueden solucionar fácilmente. Te las citamos:

  • Cenar muy pesado. Cuando comemos mucho de noche, especialmente si es comida basura, lo más probable es que durmamos mal. Esto sucede porque cuanto más alimento ingiramos, más tendrá que trabajar nuestro cuerpo, y por la noche no puede hacerlo al 100 %.
  • Estrés acumulado. El estrés o la ansiedad a veces pueden pasar inadvertidos y podemos dejarlo pasar, sin más. Este podría acumularse y evitar que descansemos bien.
  • Malos hábitos. ¡Cuánto ha cambiado nuestra vida desde que la tecnología apareció en nuestra vida! En algunos aspectos para bien, y en otros para mal. Estar con el móvil, la tablet o el ordenador hasta muy tarde puede influir en nuestro sueño, y hacer que nos despertemos varias veces por la noche.

Si te has sentido identificado con algunas de estas causas, lo mejor es que cambies tus hábitos, aunque por normal general, la causa principal por la que no podemos dormir bien suele ser otra.

El colchón suele ser el principal responsable

Los especialistas han descubierto, a través de diversos estudios, que la fricción que hace el colchón sobre nuestro cuerpo es el principal causante de que nos quejemos diciendo: ‘me despierto cuando duermo, ¡¿qué puedo hacer?!’.

La fuerza que ejerce el colchón en nuestro cuerpo puede provocar que no entremos en la fase REM –sueño profundo– del sueño y que nos tengamos incluso que levantar por las noches. ¿Cuál es el mejor colchón para dormir bien?

Muchos de nosotros tenemos el colchón desde hace varios años, por lo que es posible que haya llegado el momento de cambiarlo. ¿Por qué? Porque la tecnología aplicada en este objeto protagonista del descanso ha ido avanzando y adaptándose a las nuevas necesidades que con el paso del tiempo han ido surgiendo.

Los colchones de muelles que se vendían hace unos años son los que más fricción ejercen y por tanto los que más perjudican a nuestro sueño. Hoy existen los colchones de muelles ensacados o embolsados que han disminuido enormemente el roce entre muelle y muelle y por ende, la fuerza ejercida en nuestro cuerpo ofreciéndonos un buen descanso.

El látex también es un material confortable, aunque se caracteriza por su firmeza, lo cual quiere decir que no se adaptará a la forma de nuestro cuerpo ni a nuestras posturas. Algo que no podemos decir de los colchones fabricados con viscoelástica.

¿Qué ventajas presentan los colchones de viscoelástica?

La viscoelástica es un material que fue inventado por la NASA y ya sabemos que la NASA siempre hace las cosas bien. No se tardó en descubrir la efectividad de la viscoelástica en el uso de colchones de calidad para el descanso. 

Además de ofrecer una excelente transpiración, lo cual es muy beneficioso para la termorregulación, también ofrece la posibilidad de combinar este material con agentes hipoalergénicos. Todo esto afectará de forma positiva nuestro descanso, por supuesto, pero la principal ventaja es la fuerza de fricción.

La viscoelástica se adaptará a tu cuerpo, a tu forma de dormir y a tus movimientos. Incluso en los colchones dobles que se comparten con otra persona, cada lado tendrá su forma. Por tanto, los colchones de viscoelástica no causan ninguna presión en nuestro cuerpo, por lo que se han convertido en los mejores para que dejes de decir: ¡me despierto cuando duermo!

Obviamente, existen colchones para todas las necesidades. En el caso de la viscoelástica, hay más o menos gruesos, o más o menos firmes. Si tú eres los que no logran descansar ‘del tirón’, es muy probable que el colchón sea el problema. En nuestra tienda online podrás encontrar el colchón que necesitas para dormir como un bebé. Y si no estás muy seguro de cuál es mejor para ti, estamos dispuestos a ayudarte en lo que necesites. No lo pienses más, tus noches en vela están a punto de terminar.

 

2019-05-20T14:37:24+00:00

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información, AQUI

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar