Qué grosor debe tener un colchón

Qué grosor debe tener un colchón

Se suele preguntar sobre qué grosor debe tener un colchón, cuando se trata de una pregunta no adecuada para acertar con el colchón ideal. El material con el que se fabrica permite que un colchón delgado sea más efectivo que uno más alto. Por ejemplo, un colchón de muelles ensacados puede medir menos pero ser mejor que un colchón de 30 cms de altura de espuma simple. Aun así, os explicamos algunos de los detalles que conforma el grosor de un colchón y qué tener en cuenta de este grosor:

  • Un colchón más alto no representa un colchón más firme: La firmeza del colchón no deriva de la altura del mismo. Incluso no depende, en muchas ocasiones, de la densidad. El núcleo puede ser más o menos alto sin que esto identifique un colchón más suave o más firme.
  • Si quieres un buen confort, quizás 3 cms de viscoelástico son mejor que 6 cms: esta duda es bastante habitual. Existe una creencia que, contra más viscoelástica, mejor. La realidad es que debe existir una mezcla entre la altura de la viscoelástica y la capacidad de recuperación y resilencia del material. Un buen viscoelástico resiste y recupera pero sin provocar posiciones forzadas al cuerpo. Un visco de muchos cms de altura, si no tiene estas características, hundirá al usuario, creando malas posturas en el descanso y consiguiendo un mal descanso.
  • Un colchón de muelles no tiene porque ser más o menos alto para ser mejor. Se trata de una cuestión de la calidad de los muelles y su fabricación. Un colchón de muelles muy alto con una mala calidad de la estructura hará que el núcleo se vaya deformando con el uso por una menor capacidad de recuperación de la estructura.
  • La durabilidad no viene comprometida por la altura: Un colchón con una espuma sencilla, por muy alto que sea, no durará más años. Es más, todo lo contrario, se hundirá antes.
  • No por tener más capas es mejor: Un colchón con muchas capas (por lo tanto, generalmente más alto) no tiene porque ser mejor que otros colchones. Una buena combinación de una espuma HR de calidad con tratamientos antihumedad y termorreguladores junto a una buena visco de buena porosidad y resilencia puede ser mucho mejor que un colchón con una gran combinación de capas que contiene elementos de transpirabilidad con una visco que no permite circular el aire.

Por lo general, la altura de un colchón no debe ser un elemento clave para escoger el que más se adapta a nuestras necesidades. La elección de una buena combinación de materias primas de alta calidad con su altura correcta define mejor un buen colchón que la altura total en sí.

Qué influye en el grosor de un colchón

En primer lugar, los materiales de fabricación son en parte los responsables del grosor de un colchón. Y, dentro de ellos, el tamaño y el número de las capas de acolchado y el tamaño de los núcleos tiene especial importancia. A mayor tamaño del núcleo, mayor grosor.

Es necesario dejar claro que la firmeza de un colchón no depende de su grosor. Un colchón no es necesariamente más firme solo por ser más grueso. Existen colchones de unos 25 cm que pueden considerarse blandos y colchones muy gruesos de firmeza extra y, por tanto, más duros.
Por otro lado, ten en cuenta que el grosor de un colchón o su altura no depende del grado de firmeza. De hecho, los materiales que se utilizan en la fabricación de cada colchón están pensados para garantizar una firmeza óptima y el mejor equilibrio posible para que un colchón bajo no sea necesariamente duro ni uno alto sea necesariamente blando.

Por tecnología, tampoco existe una gran diferencia de grosores. La mayoría suelen rodear entre 23 y 30 cms de altura, tanto en visco, espuma como en muelles ensacados. Si bien es cierto que existen algunos modelos específicamente solicitados para que sean de un grosor más fino. En este caso, existen pocos colchones que sean de muelles por debajo de los 20 cms. La tecnología usada en estos casos suele ser la espuma o la combinación con visco.

Algunas veces, estos modelos más finos son buscados como colchón secundario en camas nido o somieres nido ya que existe una limitación de altura evidente. Estos colchones, también denominados colchonetas o colchoncillos, suelen tener esta utilidad: son bajos para poder encajarse dentro de una estructura que limita la altura máxima del colchón a unos 20 cms.

En este sentido, este es un buen momento para recordar que el peso de un colchón tampoco significa que el mismo vaya a ser más o menos firme. E incluso la altura no tiene por qué determinar el peso. Un colchón de 27 cms de altura de muelles puede ser menos pesado que un colchón de 23 cms de espuma.

Tipos de colchones según su grosor

Colchones de 20 cm o más finos

Por lo general tienen una firmeza media y proporcionan un descanso suficiente, pero en cierto modo básico. Son perfectos para residencias vacacionales, habitaciones de invitados poco usadas o para casas de alquiler. También se suelen utilizar en camas articuladas. No es habitual encontrarlos en camas de uso diario. Suelen estar fabricados en espumación HR o espuma con visco.

Son los colchones de menor grosor y, por lo general, tienen una firmeza medio blanda o medio dura.

Colchones de entre 20 y 25 cm

Equivalen a los colchones más bajos: suelen partir de unos 23 cms de altura, tanto en espuma, visco o muelles. Su altura viene determinada, a diferencia del resto de mayor altura, por no disponer de algunas capas extra añadidas o por sus tapas con más volumen (generalmente en busca de un confort extra).

Colchones de más de 25 cm de grosor

Son colchones altos como los de los hoteles. La combinación de materiales y capas suelen dar como resultado un colchón más alto que el resto, tanto para colchones de muelles como los de espuma y visco. Suelen ser colchones de alta gama, en el caso de la gama Dormity. Aun así, y tal y como decíamos anteriormente, no tiene por qué existir una equivalencia entre colchones altos, su precio y su calidad.

Un dato a tener en cuenta de los colchones de un alto grosor: los protectores de cama y las sábanas bajeras requeridas son más difíciles de encontrar. Al tener una altura por encima de lo estándar, existe menos oferta de textil adaptado para colchones por encima de los 30 cms. Son algo más difíciles de encontrar y algo más caros.

En Dormity contamos con colchones de todos los grosores y para todas las preferencias. Visita nuestra tienda y encuentra el colchón que garantice absolutamente tu descanso. También te ofrecemos bases y todos los complementos necesarios.

2018-08-27T11:32:42+00:00

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información, AQUI

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar