Cómo elegir un colchón

Cómo elegir un colchón

Son muchos los aspectos que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir el colchón. Y, aunque pueda sorprenderte, lo más importante lo tienes ante el espejo: eres tú. O la persona que vaya a utilizarlo. Cuestiones como la medida o la firmeza dependen exclusivamente de quién va a descansar sobre el colchón elegido.

Y es que el descanso es lo más importante porque de él depende nuestro humor y, en definitiva, cómo vayamos a afrontar el resto del día. Incluso los dietistas recomiendan dormir bien. De modo que permanece atento a nuestros consejos para elegir un buen colchón que garantice unas horas de suficiente sueño reparador.

Cómo elegir un buen colchón

Un buen colchón es aquel que se adapta a ti y a tus circunstancias, tanto en tamaño como en firmeza. También debe respetar tus preferencias en lo que se refiere a temperatura corporal. Así que, antes de elegir un colchón, debes saber qué vas a exigirle.

Elegir un colchón del tamaño adecuado

En cuanto al ancho del colchón, no es lo mismo dormir solo que en pareja. Una persona que duerma sola puede tener suficiente con un colchón de 90 o 105 cm de ancho, mientras que una pareja debe buscarlo a partir de 135 cm.

El largo del colchón debe superar al menos en 15 cm la altura del miembro más alto de la pareja. De otra manera la comodidad, y por tanto el descanso, se verán comprometidos. Durante la noche nos movemos, y no solo hacia los lados. Los sueños, incluso los que no recordamos, hacen que bajemos y subamos por el colchón. De ahí la necesidad de disponer de un poco más de espacio. Puede que te sorprenda saber que hasta las personas que dicen que no se mueven durante la noche también lo hacen.

Cómo escoger la firmeza del colchón

El peso de la persona o personas que vayan a utilizar el colchón también es importante y es el que determina la firmeza.

Hagamos aquí un pequeño inciso: la firmeza y la dureza del colchón no son lo mismo. Cuando hablamos de firmeza nos referimos a la estabilidad que el colchón proporciona al cuerpo. Existen colchones blandos perfectamente firmes.

Con esto en mente, hay que saber que a partir de 100 kilos de peso, es mejor escoger un colchón extra firme. Esto vale para la mayor parte de as personas que duerman en parejas, por supuesto. Entre 70 y 100 kilos el colchón debe ser firme y con un peso inferior a los 70 kilos bastaría con un colchón de firmeza media. En cualquier caso, entendemos que la firmeza es la correcta cuando respeta la forma de la columna vertebral.

Pero, imagínate que estas buscando el colchón ideal para ti. Exactamente el compatible contigo. Está bien conocer que tu compañero de sueños es el adecuado, ¿no? En Dormity hemos trabajado duramente para ofrecerte el mejor colchón específico para ti. No creemos que exista un colchón para todos. Creemos que existe un colchón para ti. Por ello, tras mucha investigación con nuestro equipo de I+D y en colaboración con la UAB, hemos desarrollado el Kynexa, un sistema que encuentra el colchón ideal para ti. ¿Cómo lo hace? Un sistema de medición que tiene en cuenta tu morfología, tu peso, tu distribución del mismo, la postura al descansar, etc. y tras recopilar toda esa información, es capaz de obtener como resultado un colchón a fabricar en función de esta necesidad. No dudes en pasarte por una de nuestras tiendas y probar el sistema que asegurará que tu descanso es el ideal durante los próximos años.

Cómo elegir un colchón adecuado

Tal como decíamos al inicio de este artículo, es un colchón adecuado el que te permite descansar. Por supuesto, escoger un colchón de la largura, el ancho y la firmeza recomendados ayuda mucho a la hora de garantizar un descanso correcto. Pero también hay que tener en cuenta la temperatura corporal de cada uno a la hora de elegir un colchón.

La temperatura corporal

Que seamos más o menos calurosos determinará el tipo de material que debemos elegir para nuestro colchón.

  • Colchones de muelles: son los mejores para personas que tienden a pasar calor en la cama, ya que son los que permiten una ventilación mayor. Hoy en día la firmeza de este tipo de colchón ya no se ve comprometida. Es más, los últimos modelos de Dormity, salidos recientemente al mercado, están fabricados con una combinación de titanio y cobre que asegura una total adaptabilidad al cuerpo con la máxima durabilidad.
  • Colchones de viscolástica: La viscolástica, por general, es un material más cálido y menos transpirable. En Dormity, por ello, trabajamos con viscoelástica de alta calidad con una alta porosidad y de gran densidad, evitando tener que necesitar más centímetros para conseguir una acogida perfecta. Esto permite una mejor transpiración y termorregulación. Además, se les puede aplicar tecnologías para mejorar el descanso como es el Outlast o el BreathAir.
  • El látex es quizá uno de los materiales que menos transpira y más calor puede producir. Es uno de los modelo menos solicitados hoy en día porque dispone de la misma adaptabilidad que la espuma pero con menor transpiración al mismo precio.

Elegir un colchón adecuado consiste en manejar todas estas variables y una última: el precio. Aunque se suele decir que dormir bien no tiene precio, lo cierto es que sí. No obstante, existen soluciones que se adaptan a todos los bolsillos sin renunciar a los mejores materiales y una gran calidad en la fabricación. Desde colchones de espumas hasta muelles ensacados, hay una solución para cada necesidad.

En Dormity trabajamos con productos de fabricación propia. Si estás buscando un colchón que se adapte perfectamente a ti, te ofrecemos una amplia gama de colchones, canapés, bases tapizadas, somieres y un largo etcétera. Te ayudaremos a elegir un colchón que garantice tu descanso y el de los tuyos. Visita nuestra tienda y duerme tranquilo.

2018-06-28T09:03:55+00:00

Deja un comentario