¿Dormir con calefacción en invierno es bueno?

¿Dormir con calefacción en invierno es bueno?

El invierno es época en que perdemos temperatura corporal y tenemos que regularla. Es conveniente saber si dormir con calefacción es bueno o, sin embargo, hay que desterrar esa idea.

Dormir con calefacción: pros y contras

Aunque pueda parecer que dormir con calefacción cuando hace frío es bueno, lo cierto es que es una práctica discutible. No en vano, es importante conocer cuál es la temperatura media y el tiempo que dura. Como principio general, tu dormitorio ha de tener una temperatura de entre 15º C y 17º C.

Queremos dejar claro que tener calefacción en casa no es en absoluto negativo. De hecho, en muchos lugares es decisivo para tener una buena calidad de vida. Ahora bien, ello no ha de ser un impedimento para hacernos ver que esta cuestión también trae inconvenientes si no se sabe utilizar.

Estas son las ventajas e inconvenientes de dormir con calefacción que has de valorar:

Ventajas

El primer beneficio, y obvio, es evitar problemas por el frío. En determinados lugares la calefacción es una necesidad para garantizar un mínimo bienestar. Bien utilizada, puede ofrecer ese confort que necesitas.

En segundo lugar, este sistema es útil para que tengas que prescindir de varias capas de ropa de cama. Todos sabemos lo pesado que puede resultar en un determinado momento este proceso y las incomodidades prácticas que genera. Esta cuestión es más incomoda aún si resulta que duermes con tu pareja (y existe una lucha nocturna por la posesión del nórdico y sábanas de la cama). Aun así, os recordamos también que varios estudios indican que la sensación del peso del nórdico ayuda a conciliar el sueño.

Por otra parte, conviene indicar que si pones la calefacción a una temperatura media, no vas a notar la diferencia. Esta es una manera de mantener siempre una temperatura fija para no tener problemas. Haga frío o haga calor, esto es lo más recomendable.

Inconvenientes

El primer inconveniente tiene que ver con los contrastes que se dan en temperaturas. No en vano, si pones la calefacción demasiado alta puedes tener problemas de salud derivados del cambio repentino. Muchos catarros se dan, precisamente, por no modular bien la temperatura.

Por otra parte, hay un problema de eficiencia energética. Se calcula que por cada grado adicional de temperatura sobre lo que necesitas realmente el consumo se dispara un 7 %. Por lo tanto, conviene poner la calefacción en su justa medida para que no tengas problemas. No tiene sentido que gastes más de lo que realmente necesitas.

Finalmente, hay que destacar que dormir con la calefacción puede crear sequedad en el ambiente. Esto, además de ser poco agradable, favorece la proliferación de bacterias y aumenta las posibilidades de contraer gripes o conjuntivitis.

Cómo afecta la calefacción en el ambiente a tu colchón

Es indudable que el ambiente de la habitación influye en el colchón, aunque lo hace de forma diferente. Además, has de tener en cuenta el factor personal y los materiales con que se fabrica. Aunque las condiciones ambientales sean fijas, según el tipo de colchón se reacciona de una manera u otra.

Por ejemplo, y como hemos comentado antes, la temperatura ideal de la habitación es entre 15 y 17 ºC. Es muy importante que tengas presente que los excesos de humedad son letales para el colchón. Como principio general, buscar un modelo antiácaros es una buena opción. Los colchones que están preparados para aguantar humedades pueden contrarrestar en parte este inconveniente.

El segundo aspecto que has de tener en cuenta es que el ambiente no solo es externo. Una persona que sude mucho puede acortar la vida útil del colchón. En consecuencia, los factores ambientales externos influyen de forma directa e indirecta. También has de tener en cuenta que algunas personas por sus problemas de salud pueden tender a generar más salud.

Los colchones Dormity están fabricados (todos) con la mejor calidad en sus materias: disponemos de materiales de Espuma HR, con una alta resistencia y muy alta porosidad, al igual que la viscoelástica. Son seguros de durabilidad y transpiración, por lo que el colchón respira sin retener humedad. Ideal en el caso de las personas que pasan mucho calor. Por otro lado, los colchones de muelles ensacados están fabricados en titanio y recubiertos de cobre, lo que facilita una transpiración única, pero sin oxidación, por lo que se pueden mantener en perfectas condiciones durante más de 10 años. Un cambio increíble dentro de los colchones de muelles, que solían sufrir por los daños producidos por la humedad y la alta transpiración que caracterizaban a este tipo de colchones.

Nuestro consejo es que sepas elegir con criterio para no tener problemas. Al fin y al cabo, la inversión en un colchón es a largo plazo y te interesa tenerlo en perfectas condiciones. Esta es la forma de maximizar tu inversión por bienestar y dinero.

Conclusión

En Dormity apostamos por reducir al máximo posible el uso de la calefacción mientras se duerma, siempre que sea posible. Especialmente por los factores de cuidado del medioambiente. Si es necesario, se puede encender antes de ir a la cama y luego apagarlo en el momento de ir a dormir para que no esté consumiendo durante toda la noche.

Lo cierto es que la elección del colchón es uno de los casos más recurrentes de cómo es necesario dedicar tiempo a esta cuestión. Por supuesto, también es importante contar con un asesoramiento especializado. Los especialistas en comercializar colchones te pueden ofrecer varias alternativas para considerar.

En Dormity nos hemos propuesto que tu descanso sea más placentero y cómodo. Por este motivo, contamos con una amplia gama de colchones de materiales diversos adaptados a tus circunstancias. Puedes encontrar colchones de muelles, viscoelásticos, de espuma, medicinales o para deportistas. También contamos con colchones con sistemas hipoalergénicos. Tenemos una solución específica para que cualquier perfil encuentre lo que necesita. Por lo tanto, es sumamente importante que consultes las opciones que tenemos para ti en nuestro portal porque hay varias posibilidades a unos precios muy económicos y con garantías.

Hoy conseguir un colchón adaptado a tus necesidades es posible. El catálogo de Dormity es lo suficientemente amplio como para conseguir el tipo de colchón que necesitas.

 

2019-05-20T11:11:12+00:00

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información, AQUI

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar