Colchones viscoelásticos 2018-05-25T09:15:00+00:00

COLCHONES VISCOELÁSTICOS

Conoce nuestra gama de colchones viscoelásticos + HR, una combinación de núcleo de espuma de alta calidad para asegurar la mejor firmeza para tu cuerpo junto a una suave capa de visco. La mezcla ideal de elementos que convierte esta cama visco y espuma en una de las más vendidas hoy en día.

Colchones viscoelásticos

Nuestros colchones viscoelásticos están basados en un núcleo de espuma HR de diferentes firmezas junto a una capa de visco de muy alta calidad. Esta combinación es ideal ya que permite asegurar una robustez, firmeza y transpirabilidad que solo la espuma puede ofrecer, mientras que el confort y la adaptabilidad al cuerpo viene con una capa de viscoelástica bien medida para sujetar el cuerpo y no dejarlo hundir. Todos estos factores, han llevado a nuestro colchones de visco de Dormity a ser considerados de los mejores del mercado.

¿Por qué comprar un colchón con visco?

Porque aporta la mejor combinación para el descanso: la suavidad y adaptabilidad de la viscoelástica con la firmeza y resistencia de la espuma, que ofrece un mejor soporte ergonómico. La mezcla de ambos permite un sueño reconfortante y reparador.

¿Qué ventajas tiene la viscoelástica?

  • Tiene propiedades termo sensibles (con el frío tiende a endurecerse y con el calor a suavizarse) con lo que aprovecha el calor que emite nuestro cuerpo para adaptarse perfectamente a nuestro contorno, repartiendo nuestro peso por toda la superficie de contacto por igual.
  • Lenta velocidad de recuperación, con lo cual reduce la presión que este ejerce sobre nuestro cuerpo
  • Principalmente es un material que permite graduar su firmeza, es decir, lo podemos hacer mas duro o más suave.

¿Qué beneficios aporta un colchón viscoelástico?

Un colchón viscoelástico es, por norma general, un colchón muy seguro porque ofrece la mayor durabilidad y resistencia a la deformación. Todo un seguro de que tu descanso confortable será duradero. Eso sí, hay que considerar ciertos factores en el momento de comprar un colchón viscoelástico:

  • Que la espuma sea de calidad: la base de los colchones de visco suele ser de espuma. En este caso, es muy importante que la materia sea de muy buena calidad. ¿El motivo? La transpirabilidad y la durabilidad. Debe ser High Resilience (HR), lo que nos asegura que el colchón no se irá deformando con el paso del tiempo. A su vez, debe ofrecer la máxima transpirabilidad posible. A diferencia del látex, la espuma permite una mejor ventilación, lo que reduce la humedad e incluso las reacciones alérgicas asociadas. Para ello, debemos tener en cuenta que la espuma debe tener la porosidad adecuada para favorecer esta transpiración sin afectar a la resistencia que debe ofrecer al cuerpo.
  • La viscoelástica, al igual que la espuma, debe ser de calidad. Muchas veces, se asocia a mayor cantidad de visco, mejor calidad del colchón. No es cierto. La viscoelástica debe buscar el equilibrio del usuario en su descanso: favoreciendo la deformación allá donde el usuario apoye más el cuerpo, pero a su vez, sin ofrecer demasiada resistencia ni hundirse demasiado. De ofrecer demasiada resistencia, se ejercería presión sobre los principales puntos de reposo del cuerpo. Por el otro lado, al hundirse demasiado, se puede estar provocando una deformación postural que afecte al descanso.
  • Los tratamientos: Los tratamientos del colchón pueden marcar la diferencia entre colchones de precios más bajos y precios más altos. Todos los colchones de Dormity disponene de una misma espuma de máxima calidad y, en todos los casos, visco de alta o muy alta gama. ¿Qué los diferencia? Tratamientos que permiten al colchón una desinfección total de bacterios, hongos, etc. evitando reacciones alérgicas; tratamientos para favorecer la termorregulación automática del colchón o la formación de ácaros; la limpieza del aire del entorno a través de la recepción de los propios Rayos UV; etc. Existe un gran abanico de soluciones pensadas para que un colchón consiga mejorar el sueño y lo convierta en reparador y más efectivo. Sin duda, representan una de las grandes revoluciones tecnológicas del mercado.
  • El núcleo: Si bien antes hablamos de los tratamientos como elemento diferencial, existen también núcleos adaptados para diferentes descansos. En algunos casos, con una combinación de núcleos prácticamente artesanales: la superposición de diferentes núcleos de diferentes firmezas nos permite una caída del cuerpo más progresiva, adaptándose a la forma del cuerpo y acompañándolo en su adaptación al colchón. Además, existen modelos en los que la visco se ha trabajado para perfilarla en función del cuerpo humano. Incluso, en los modelos de gama más alta, existe un elemento intermedio que permite mejorar la respiración del colchón y favorecer la ventilación del mismo.
  • Los acabados: los acabados son muy importantes para definir un buen colchón. De nada sirve tener un buen colchón si los acolchados no son agradables para favorecer el sueño o no disponen de un tratamiento antialergénico o no favorece la transpiración. Disponer de la mejor calidad en los tejidos y en los acolchados puede ser un factor diferencial para escoger entre un colchón u otro.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información, AQUI

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar