Colchones para niños

  1. Colchón LEX

    Colchón LEX

    Desde
    Tan bajo como 284,68 €
    Top Ventas

    Un colchón práctico pensado para proporcionar un descanso y confort óptimo para el día a día. Nunca un colchón a este precio ofreció tanto: lo último en tratamientos de colchones, 5 años de garantía, posibilidad de escoger la firmeza ideal y, sobre todo, las mejores calidades en materias primas presentes en los colchones Dormity: Visco y espuma HR de alta calidad para una mejor transpiración y termorregulación.

  2. Colchón VSC

    Colchón VSC

    Desde
    Tan bajo como 194,51 €

    El bloque central del colchón VSC de Dormity se compone de una pastilla viscoelástica de firmeza media y otra pastilla de HR de firmeza alta. Además, en la parte inferior lleva tejido 3D que ayuda a la transpiración del colchón.

  3. Colchón Hawaii

    Colchón Hawaii

    Desde
    Tan bajo como 99,12 €

    Formado por una espuma HR de 16-17 cm más un acolchado, representa el colchón adecuado para todos aquellos a los que les gusta dormir sobre una superficie robusta. Mientras que su acolchado asegura el mejor confort para el mejor reposo. Uno de los colchones más destacados por su precio. Ideal para niños y adolescentes.

¿Qué debe tener un buen colchón para niños?

  • Busca un colchón firme: los niños, en edad de crecimiento, duermen más horas que un adulto. Su colchón es muy importante para una correcta formación. Por ello, se recomienda colchones de firmeza media, media-alta (todo en función de la morfología y peso).
  • Un colchón transpirable: Los colchones transpirables son ideales para los niños. Algunos materiales como la espuma HR o los muelles son buenos elementos que favorecen la transpiración y evitan la sensación de calor y humedad que pueden dejar otros colchones como los de látex. Por ello, también es importante asegurar que el descanso sea confortable. La viscoelástica es un buen elemento, pero hay que asegurar que la porosidad es buena. Por ello, en Dormity, nos aseguramos de que sea de alta calidad para favorecer la transpirabilidad.
  • Durabilidad: Los niños van creciendo en tamaño y peso, su morfología cambia y necesitan un colchón que se adapte en todo momento a estos cambios. Por ello, es importante buscar un colchón capaz de adaptarse a estos cambios y que, pasado el tiempo, permanezcan estas cualidades prácticamente intactas. Los núcleos de colchones Dormity están hechos con materiales de espuma HR de alta calidad y consiguen mantener sus condiciones iniciales durante muchos años. El colchón se adapta, año tras año, a los cambios de los niños.
  • Hipoalergénico: Es muy importante ofrecer un colchón que repela los ácaros y evite, en la medida de los posible, cualquier tipo de reacción alérgica o respiratorio. Los colchones Dormity incorporan tratamientos antiácaros, hongos o bacterias. Incluso existen modelos con sistemas de autolimpieza del aire, como el Puretti, que no solo mantiene limpio el colchón, si no que regenera el aire del entorno de la habitación.

Encuentra tu colchón para niños ideal a continuación. La mejor gama al mejor precio en Dormity