¿Qué colchón es ideal para el calor?

¿Qué colchón es ideal para el calor?

Escoger un colchón para el calor es importante para garantizar un buen descanso y evitar sudar en la cama. Sobre todo, si vives en una región donde los veranos son duros o eres una persona bastante sensible al calor.

Un colchón para el calor

Todos ansiamos la llegada del verano por la cantidad de cosas que nos trae esta estación. Y cada año nos olvidamos del agobio de las altas temperaturas hasta que estamos pasando por ello. Por mucho que nos parezca un precio justo a pagar por disfrutar de unos días de vacaciones en la playa, no podemos negar que el calor puede ser más que molesto. Pronto entraremos en esa etapa del año en la que iremos buscando la sombra, botella de agua en mano. Recurriendo al aire acondicionado o ventiladores como grandes aliados para aliviarnos un poco de tanto sofoco.

Las noches son lo peor de la canícula. Se sabe que la temperatura ideal para dormir en verano es de 22ºC. Por encima de esto, el sueño no es lo suficientemente profundo y el descanso es menos reparador. Además, el calor nos hace sudar y dar muchas vueltas en la cama, por lo que solemos despertarnos bastante agotados.

Elegir un buen colchón para el calor puede ser de gran ayuda, sobre todo si vives en una región donde los veranos son duros. Existe una enorme variedad de colchones que, dependiendo de sus características y materiales, pueden contribuir a mejorar nuestra calidad del descanso en los meses de calor.

¿Qué colchones transpiran más?

A continuación hacemos un repaso de los colchones más eficientes y transpirables para el calor.

 

Colchón viscoelástico

Es cierto que el calor es uno de los aspectos principales a tener en cuenta en el momento de escoger el tipo de colchón que deseamos utilizar. Pero no hay duda de que la comodidad es otro punto clave y determinante si lo que buscamos es, ante todo, garantizarnos un óptimo descanso cada noche. El viscoelástico se caracteriza por ofrecer una adaptabilidad absoluta al cuerpo.

Siempre han tenido la mala fama de la transpirabilidad, pero disponer de materiales de alta calidad y tratamientos específicos para la termorregulación permiten que este material sea muy usado entre las personas que más sufren por la calor: Un colchón con visco de alta calidad y porosidad permite al usuario descansar sobre una capa totalmente adaptable al descanso con el máximo frescor posible. Evitan la retención de humedad y permiten regular la temperatura.

Por ello, en Dormity, apostamos por ofrecer la mejor calidad en la viscoelástica con materiales de alta calidad. ¿Qué significa eso? No requerimos de visco de muchos centímetros para dar esa sensación de confort única. Nuestro material no solo lo consigue, si no que mejora al resto gracias a que mantiene la espalda en un reposo perfecto. Además, al reducir la altura de la visco y tener una gran porosidad, la sensación de calor se reduce totalmente, ofreciendo un descanso totalmente fresco.

Disponer de una capa de espuma HR debajo de la visco es otro factor clave: en este caso, disponen de una alta transpirabilidad y ofrecen una alta resistencia y durabilidad. Además, los tratamientos aplicados y los materiales usados, marcan la diferencia. Por ejemplo, la tecnología Outlast es capaz de regular la temperatura tanto para frío como para calor y, los materiales Breathair son ideales para mejorar la transpiración y evitar la retención de la humedad. Es clave recordar que conocer el complemento ideal para un colchón fresco es importantísimo para poder disfrutar de un sueño agradable en una calurosa noche de verano.

Colchón de muelles

Esta es otra opción interesante de colchón para el calor. La eficacia de los colchones de muelles se puede potenciar si empleamos la cobertura y la funda adecuadas. Son muy firmes y confortables y excelentes para el verano. Su núcleo permite que el aire circule libremente y las distintas capas de amortiguación transpiran perfectamente, proporcionando un frescor natural.

Al igual que los colchones de visco, es importante destacar y conocer las materias con las que se cubre la estructura de este colchón: una tapa que no transpire o unos tejidos equivocados pueden hacer que un colchón que está destinado a ofrecer un descanso fresco sea el mayor culpable de pasar calor por la noche.

Uno de los grandes aciertos de los colchones de muelles Dormity es aplicar la misma exigencia que en los materiales como la espuma o la visco, con tejidos preparados para transpirar y no retener la humedad. El acolchado debe estar hecho con materiales porosos, pero resistentes y confortables para conseguir la mejor adaptación al cuerpo con la estructura de muelles. Aún así, ha de potenciar la transpirabilidad, beneficio clave de este tipo de colchones.

Consejo extra:

  • Escoge una tapibase, canapé o somier que vaya acorde a tu colchón: Una canapé que no tenga una tapa que transpire o no disponga de patas, no ayudará a mejorar la ventilación durante el descanso. Los mismo para los canapés o los simieres, que tienen que estar fabricados con materiales resistentes pero transpirables a su vez.
  • La ropa de cama es muy importante: la sensación de frescor viene dada por el contacto directo con el textil. En este caso, una sábana bajera y encimera hecha en algodón es un seguro para un descanso fresco. Contra más puntadas por cm tenga, mayor calidad (recomendamos por encima las 200). Prueba nuestro téxtil de cama y notarás un antes y un después.
  • La almohada: Existen almohadas especialmente pensadas para personas que sufren la calor al dormir. Por ello, algunos modelos como los Tech, disponen de Outlast, una tecnología que retiene el calor y ofrece frío cuando el usuario lo necesita. También a tener en cuenta la funda de la almohada: transpirable e impermeable.

¿Cómo limpiar el sudor de un colchón?

A pesar de todo, es inevitable que sudemos mientras dormimos en alguna ocasión y que la humedad traspase al colchón. Esto puede hacer que quede un cerco amarillento donde se acumulan gérmenes, ácaros y mal olor. Por eso es que conviene limpiar cada cierto tiempo nuestro colchón para mantenerlo en las mejores condiciones y prolongar su vida útil. Existen varios trucos para limpiar nuestro colchón:

  • Agua y vinagre.  Humedece un trapo con esta mezcla y frota sobre el colchón. Si aún así continúa el cerco, moja un paño en vinagre puro, extiéndelo sobre la mancha y pasa una plancha caliente hasta que la mancha desaparezca.
  • Amoniaco y jabón. Mézclalo en un bol o palangana con un poco de agua y limpia las manchas escurriendo bien la esponja.
  • Bicarbonato y agua oxigenada. La mezcla es de 4 cucharadas de bicarbonato y 1 taza de agua oxigenada, junto con un par de gotas de jabón. Vierte la mezcla en un pulverizador y rocíalo sobre las manchas del colchón. Deja que actúe hasta que se haya secado y retira los restos con una aspiradora o un cepillo.

Si estás buscando un colchón para el calor, pásate por una de nuestras tiendas Dormity, para probarlos y tocarlos. Contamos con una amplia selección de colchones adaptados a las necesidades individuales de cada persona.

2018-06-28T08:49:57+00:00

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información, AQUI

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar