¿Es bueno dormir mucho?

¿Es bueno dormir mucho?

Los extremos son malos por definición, también en el descanso. Dormir mucho o poco puede ser conveniente o perjudicial dependiendo de la persona, y conviene conocer los detalles.

¿Por qué duermo mucho?

Normalmente, se considera que un adulto debería dormir entre 6 y 8 horas, dependiendo de su edad y circunstancias. Por lo tanto, no hay una única pauta unificada. Ahora bien, sí es cierto que hay personas que duermen más y eso se puede deber a varios motivos:

1. Tendencia a trasnochar

El ser humano tiene que vivir de día y dormir de noche. Sin embargo, a veces esto no es posible. Si tiendes a trasnochar por ocio o trabajo, es posible que tengas que dormir más porque cambias los ritmos circadianos. Es bastante habitual que tras una noche de fiesta te levantes a primera hora de la tarde. Las personas que trabajan de noche suelen tener este tipo de problemas porque les cuesta más asentarse. Por lo tanto, es bueno recordar que esta circunstancia dificulta a muchos el descanso normal.

2. Cansancio

Si tu trabajo te cansa mucho, es posible que necesites dormir más. En caso de que esta situación se prolongue a medio o largo plazo, puedes tener problemas. El problema de estas circunstancias es que al principio son imperceptibles pero luego se cronifican. En consecuencia, te conviene estar alerta para evitar que estas situaciones sean habituales.

3. Problemas de salud

Las personas con problemas de salud necesitan descansar más para equilibrar su metabolismo. Si tomas alguna medicación o tienes una enfermedad crónica, es posible que necesites dormir mucho. En este caso, quizás no tengas tanto margen de maniobra pero entender es lo mejor. De esta manera, podrás añadir pautas que te ayuden a mejorar tu calidad de vida.

4. Hábitos poco saludables

Comer mucho, abusar del alcohol u otros hábitos poco saludables influyen en la necesidad de dormir más tiempo. Como principio general, si no quieres tener problemas no deberías mantener hábitos nocivos. No en vano, has de tener presente que los hábitos poco recomendables hacen que las personas necesiten dormir más.

¿Dormir poco es malo?

Muchas veces hay quien nos pregunta si dormir poco es malo. Como principio general, lo es pero nos tendríamos que preguntar cuánto necesitamos realmente para descansar. La edad y circunstancias de la persona son fundamentales para medir esta cuestión. Piensa que a medida que cumplimos años necesitamos menos tiempo, y que una persona mayor con 6 horas puede tener suficiente. En cualquier caso, sí hay algunas consecuencias negativas de no descansar lo suficiente:

1. Menor concentración

Uno de los problemas recurrentes de las personas que duermen poco es que se concentran menos. No en vano, tienen menos agilidad mental porque la falta de descanso se nota. Una persona con insomnio, por ejemplo, es una persona que está menos atenta a lo que sucede. Las personas que duermen menos tienen más problemas en su rendimiento laboral y académico. Por otra parte, la falta de descanso también hace aumentar las probabilidades de accidentes.

2. Aumento de la tensión arterial

Las personas que duermen menos suelen tener más probabilidades de tener problemas de tensión arterial. Esto está relacionado, también, con las probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares. A la larga, esta situación puede resultar muy problemática. Te recomendamos que prestes atención para minimizar las posibilidades de tener problemas.

3. Problemas respiratorios

Es posible que tengas problemas para dormir por la apnea del sueño. Recuerda que esta situación afecta al 2-4 % de la población. Si sucede esto, te sugerimos que monitorices mejor el proceso para evitar problemas. El facultativo te puede recomendar para evitar este problema, aunque muchas veces está vinculado a la obesidad. Por lo tanto, la adquisición de pautas saludables valdrá para reducir riesgos.

¿Es mejor dormir mucho o poco?

Cuando se hace esta pregunta, la respuesta es siempre que depende. Lo ideal es que duermas lo que sea recomendable para que descanses bien sin perder el tiempo. Por esta razón, te recomendamos que no te obsesiones con una cantidad fija.

Es conveniente que sepas elegir colchón y adquirir unas pautas saludables. Al fin y al cabo, la mayoría de las veces podemos hacer mucho por mejorar la calidad del sueño. Tener en cuenta estas cuestiones es importante para que tu descanso mejore el día a día.

Dormir mucho o poco es problemático, de manera que te recomendamos que consultes a un especialista para no tener problemas. En cualquier caso, siempre sería aconsejable que no descansases menos de 6 horas.

Elegir colchón para mejorar el descanso

Un factor que influye mucho en la calidad del sueño es el colchón que utilizamos. Por este motivo, conviene saber elegir. En Dormity contamos con una amplia gama de posibilidades en catálogo, destacando los colchones viscoelástico y de muelles ensacados, que consiguen el balance ideal entre adaptación y firmeza. Te animamos a que descubras el colchón ideal según tus características: verás como el descanso se establiza y vuelve a ser una experiencia única.

2019-04-15T12:05:17+02:00

Deja un comentario