Dormir del lado derecho durante el embarazo

A medida que avanza el embarazo, dormir bien es cada vez más complicado. Es por eso que en este artículo te mostraremos las posturas más cómodas para dormir estando embarazada y otros consejos para mejorar tu descanso.

¡Vamos allá!

 

Posturas para dormir durante el embarazo 

Empecemos recomendando estas posturas para dormir durante el embarazo:

  • Dormir por el lado izquierdo: Durante el embarazo dormir del lado izquierdo es la postura más recomendable según los expertos. Descansar de esta manera permitirá que la sangre y los nutrientes circulen mejor y lleguen más fácilmente hasta tu bebé.

Por otro lado, es una postura que te ayudará a aliviar y reducir tus calambres y mantener tu columna vertebral recta. 

  • Dormir por el lado derecho: Aunque no es una postura a evitar, tampoco es una de las más recomendables. Es preferible dormir por el lado izquierdo como acabamos de comentar.
  • Con los pies elevados: a lo largo del embarazo la almohada puede ser la clave para tu descanso. Apoyando las piernas sobre unas almohadas a una altura superior a la de tu cuerpo, permitirás mejorar tu circulación. Esta postura es muy recomendable para evitar calambres, hinchazón de pies y para mejorar la circulación.
  • Posición semisentada: Con esta posición evitarás tener molestias estomacales, reflujos o ardores. Utilizando almohadas para tener el apoyo necesario y estar más cómoda conseguirás estar mejor.  

 

Posturas a evitar durante el embarazo 

  • Boca arriba: esta posición puede derivar en muchos de los problemas planteados en el apartado anterior. Dificultades en la respiración, problemas de espalda, problemas de circulación... 
  • Boca abajo: En las primeras semanas no hay inconveniente, pero en cuanto el abdomen comience a crecer es mejor que comiences a dormir de lado. Además, también puede haber afectaciones relacionadas con la circulación y la espalda. 

 

¿Por qué es difícil dormir bien durante el embarazo? 

A continuación, mostramos algunas de las causas que pueden influir en la calidad de tu sueño durante el embarazo::

  • Orinar con mayor frecuencia: al tener que trabajar por dos personas (tú y el bebé) tu cuerpo tiene que filtrar un mayor volumen de sangre. Además, conforme va creciendo el feto, la presión en la vejiga aumenta y con ello las ganas de orinar. 
  • Problemas de respiración: A medida que el embarazo va evolucionando el feto empezará a presionar los pulmones y hará que la respiración sea más complicada.
  • Aumento del ritmo cardíaco: mayor volumen sanguíneo debido a que el útero y el cuerpo necesitan una mayor cantidad de sangre y por lo tanto el corazón tiene que trabajar mucho más.
  • Calambres y dolores lumbares: debido al aumento de la barriga, el peso de tu cuerpo aumenta y en consecuencia puede causar calambres y dolor de espalda.
  • Acidez y estreñimiento: con el embarazo el sistema digestivo se ralentiza. Al volverse más lento, esto puede llegar a producir estreñimiento y acidez.
  • Estrés:  es otra de las causas por las que una embarazada puede llegar a no conciliar el sueño. Los nervios típicos del embarazo , el parto o las ansias por tener al bebé con ella ya pueden hacer que la tarea de dormirse se complique.
  • Incremento de la intensidad de los sueños: también se dice que durante el embarazo muchos de los problemas para dormir son provocados por sueños, durante la gestación se sueña de forma más intensa que de costumbre, llegando a provocar pesadillas.

 

Consejos para descansar mejor

Un consejo muy útil para todas aquellas mujeres que no puedan descansar bien por las noches es utilizar almohadas para mejorar tu descanso. Es recomendable colocar alguna entre tus piernas, otra en la parte posterior y finalmente una en el abdomen. De esta manera conseguirás una mayor comodidad que te permitirá descansar correctamente. 

Por otro lado, también es importante que el colchón en el que duermes sea firme, por el contrario un colchón blando te producirá problemas de espalda y no te dejará levantarte con comodidad de la cama. 

Para conciliar mejor el sueño te dejamos una serie de consejos más secundarios que pueden ayudarte:

  • Ducharse con agua tibia antes de irte a dormir
  • Realizar ejercicios de relajación de forma suave
  • Reducir la ingesta de cafeína
  • Reducir el consumo de líquidos antes de irte a la cama

Estar embarazada es una de las etapas más felices para toda mujer y a la vez es un momento de mucha responsabilidad. Por esto es importante tener buenos hábitos, ya que juegan un papel fundamental en el buen desarrollo del feto. Esperamos que este artículo te haya ayudado tu descanso.

Si has encontrado el artículo interesante. Te invitamos a seguir visitando nuestro blog, donde periódicamente publicamos posts con consejos para descansar mejor y recuperar el bienestar personal.