Cómo dormir con ciática y aliviar tu dolor con el colchón adecuado

¿Te han diagnosticado ciática a ti o a un familiar? Esta afección es muy dolorosa y, por lo tanto, es difícil saber como dormir con ciática. Pero, como en otros casos, un descanso es muy importante para la recuperación de la ciática y el bienestar general.

Qué es la ciática

El dolor de la ciática se debe a la irritación del nervio ciático. Esto hace que se sienta dolor en la parte baja de la espalda, que se puede extender por la parte posterior de una de las piernas. Incluso puede llegar hasta los pies.

La causa más frecuente de la ciática es la hernia discal. Suele aparecer en hombres adultos que deben cargar peso en su trabajo o bien tienen sobrepeso. El embarazo también puede causar ciática.

También puede darse en personas ancianas, cuando los huesos de las vértebras sufren un desgaste, principalmente, debido a la artrosis. Esto estrecha el canal lumbar y produce lo que se llama estenosis lumbar. Este tipo de ciática se caracteriza por que suele aparecer a los dos lados de las caderas, empeora progresivamente al caminar y se alivia al sentarse o inclinarse hacia delante.

Aunque es menos frecuente, también puede deberse al síndrome piriforme, en las personas cuyo nervio ciático pasa por debajo de la pelvis en lugar de por la misma. Esto sucede en el 10 % de la población y no siempre causa este dolor.

También las fracturas en la zona pueden causar ciática, así como ciertos tumores, como el condrosarcoma en ancianos o el tumor de páncreas. También puede estar causada por el síndrome de Paget.

Como otros dolores, la ciática puede evitarte dormir o acortar el sueño. Pero debes saber que existen ciertas posturas con las que puedes evitar o minimizar el dolor de la ciática, así como colchones adecuados para la misma. Verás que, teniendo en cuenta estos consejos, tendrás un mejor descanso incluso con ciática.

Importancia de una postura adecuada para dormir

Según cómo duermas, se pueden comprimir los nervios de la ciática, lo que puede causarte este dolor. Te decimos qué posturas evitar y cuáles son favorables.

  • El dolor de la ciática es mayor si duermes boca arriba. Pero puedes evitarlo manteniendo las rodillas ligeramente elevadas, aunque con los talones y los pues bajos. Puedes poner una almohada bajo las rodillas si te cuesta mantener esta postura.
  • Si duermes de lado, probablemente tengas menos dolor. Pero te recomendamos colocar una almohada entre las rodillas o los muslos para minimizarlo.

En cualquier caso, es importante que mantengas una buena alineación de la columna. Por eso, usa una almohada adecuada para tu postura y un colchón que tenga la firmeza adecuada para tu peso. Esto permitirá que mantengas la columna recta.

  1. Colchón Fibrocare Colchón Fibrocare
    Colchón Fibrocare
    Rating:
    0%
    Antes 1.693,33 € Desde 762,00 €
  2. Colchón Lumbocare Colchón Lumbocare
    Colchón Lumbocare
    Rating:
    0%
    Antes 1.468,76 € Desde 731,00 €
  3. Colchón Basic Lumbo Colchón Basic Lumbo
    Colchón Basic Lumbo
    Rating:
    0%
    Antes 1.226,67 € Desde 552,00 €

Elección del colchón y almohada

Como hemos señalado, el mejor colchón para ciática es uno de firmeza media. Solo si tu peso es muy elevado puede que te convenga más elegir un colchón más firme. Y, si tu peso es muy ligero, puedes elegir uno más blando. Te recomendamos echar un vitazo a nuestra sección de colchones para el dolor de espalda.

Tu almohada perfecta dependerá de tus posturas para dormir con ciática. Lo importante es que mantengas la columna recta. Si duermes boca arriba, elige una almohada con grosor de entre 10 y 13 cm y una firmeza meda. Mientras que, si duermes de lado, es mejor que la almohada sea firme y de un grosor medio-alto, de unos 13 cm. Si sueles dormir boca abajo, elige una firmeza baja y un grosor inferior a 10 cm.

Posiciones para dormir con ciática

Merece la pena acostumbrarte a dormir en posturas que pueden ser beneficiosas para evitar.

Como ya señalamos, lo más recomendable es dormir de lado, en posición fetal, con una almohada entre las piernas. Si duermes boca arriba, hazlo con las rodillas elevadas.

Algo nada recomendable es dormir o descansar sentado sobre un sillón. Es como más aumentarás la presión en el nervio de la ciática. Es mejor estar tumbado.

Tampoco te recomendamos dormir boca abajo, que estarás adoptando una curvatura cervicar errónea, perjudicial para la ciática.

Hábitos y rutinas para mejorar el sueño

Aun así, sabemos que el dolor te puede impedir conciliar el sueño. Además de seguir nuestros consejos sobre el colchón, la almohada y la posición al dormir; puedes tomar unos analgésicos o antiinflamatorios. Consulta a tu médico para saber cuáles son adecuados para ti. No es necesario que los tomes siempre, pero puedes tomar uno antes de dormir. No olvides tomar un protector del estómago si es necesario. Otro remedio muy frecuente es aplicar cremas con corticoides, cuyo uso también puedes intensificar antes de dormir.

Sigue también un tratamiento de fisioterapia o masajes específicos para la ciática.

Así mismo, recurre a hábitos sencillos para relajarte para dormir. Evita la luz fuerte y utiliza una luz cálida. O recurre a tus actividades relajantes favoritas, como darte un baño caliente, leer o ver una película o serie que te guste. Pero evita las pantallas de luz azul, como el móvil o el ordenador.

Consejos adicionales

¿Aun así el dolor ciático te molesta para dormir? Antes de ir a dormir, aplica compresas frías durante 10-15 minutos los primeros días de comenzar a tener ciática para reducir la inflamación.

Y aplica calor en los siguientes días. Puedes dormir con una manta eléctrica o tomar un baño caliente. No prolongues el calor más de 20-25 minutos. Esto relajará los músculos y calmará el dolor.

Precauciones y consultas médicas

Estos consejos son para aliviar el dolor que te causa la ciática y que tengas un descanso reparador. Pero ten en cuenta que la ciática puede tener causas o causar complicaciones que es necesario que trate un médico. Por eso, te recomendamos consultar con un especialista en dolor o médico especializado en trastornos de la columna vertebral.

Trata de habituarte a aplicar estos consejos, comenzando por elegir el colchón y la almohada adecuados para ti. Esperamos que con todo esto mejores tu sueño y tu bienestar... ¡esa es nuestra prioridad!