¿Qué colchón es mejor para el dolor de espalda?

El mejor colchón para el dolor de espalda es un modelo de firmeza media, adaptado a la forma de la columna. El único modelo viable es de viscoelástica. Debe ofrecer el mejor reposo al cuerpo sin crear posturas forzadas o no naturales. Más adelante, os contamos todo lo que debe tener en cuenta una persona para encontrar el mejor colchón para el dolor de espalda. Ten en cuenta que el descanso es clave para disfrutar de una buena calidad de vida. Por ello, es importante que un buen colchón, totalmente adaptado a las necesidades de cada persona, ofrezca un sueño reparador y beneficioso para su salud.

No esperes a tener lumbalgia ¿Qué ha de tener un colchón para el dolor de espalda?

La primera cuestión que has de tener en cuenta es que la lumbalgia se puede padecer por varias razones. Una mala postura cuando trabajas, un mal gesto o no dormir con el colchón adecuado contribuyen a que sufras este tipo de situación. Por lo tanto, es muy recomendable que te decantes por un colchón que te garantice una postura correcta. Hay dos elementos que debería saber equilibrar un colchón para el dolor de espalda:

  1. Adaptabilidad

Un colchón ha de ser lo suficientemente adaptablecomo para acoger a la postura natural de tu cuerpo. Esto es especialmente importante para evitar que alguna mala postura te pueda hacer daño a la larga. Ahora bien, es imprescindible que este fenómeno se dé en su justa medida. Por ello, lo ideal es encontrar el modelo que mejor se adapte según tus condiciones: peso, altura, posición, patologías, hábitos de vida, etc.

  1. Firmeza

La firmeza es otra de las características imprescindibles para asegurar la estabilidad ideal. Los colchones firmes son recomendables para todo el mundo, pero en mayor medida para personas mayores o con algún tipo de dolencia. Lo que no es aconsejable en ningún caso es que te hundas en el colchón porque esta es una forma de desarrollar lumbalgia. Es más, como vemos en el vídeo más arriba, lo ideal es disponer de un colchón de firmeza media en los casos de personas con severos dolores de espalda, lumbalgia, dorsalgia, etc. Eso sí, algunas patologías concretas como la osteoporosis o la fibromialgia pueden requerir de diferentes firmezas. Por ejemplos los colchones para la fibromialgiasuelen ser más blandos para aliviar los puntos de presión que afectan al cuerpo, tan típicos de esta enfermedad. Para poder combinar lo mejor posible tanto la firmeza, como la calidad y adaptabilidad, los modelos de viscoelástica son los ideales.

Cuídate mientras duermes: las características del colchón viscoelástico

El colchón viscoelástico ha aparecido como alternativa que puede aportar esa flexibilidad y firmeza. Aunque sus orígenes tienen que ver con la aeronáutica en los años 1960, este tipo de producto se empezó a comercializar en la década de 1990. En un primer momento se utilizó el colchón en hoteles, pero más adelante se amplió la oferta. Vamos a destacar las ventajas más importantes porque te conviene conocerlas:

Durabilidad

La principal característica positiva de un colchón viscoelástico es la durabilidad. No en vano, has de tener en cuenta que no se va a deformar y que se adapta perfectamente a distintos cuerpos. La estabilidad es fundamental para que mejores tu calidad de vida. Esta es una forma, a la larga, de marcar la diferencia y sacarle el máximo rendimiento a tu inversión. Los colchones viscoelásticos han ganado peso en el mercado por este motivo, entre otros.

Densidad

La densidad de los colchones es una cuestión recurrente, y lo cierto es que hay distintos criterios. Una de las ventajas del colchón viscoelástico es que tiene la densidad suficiente para que no haya hundimientos. Es bueno que sepas, además, que dispones de la posibilidad de elegir distintos grados de densidadsegún lo que te convenga. La idea es que elijas la densidad que está más adaptada a tus circunstancias personales para conseguir el tipo de colchón que deseas.

Precios

Los colchones viscoelásticos son muy variados y es conveniente que puedas elegir con criterio precios y calidades. Lo cierto es que existen varias posibilidades para que compres a precios más económicos. Este es un aspecto importante para que tomes una decisión racional. Si buscas un comercio de colchones de confianza, en Dormity te podemos ayudar. Nuestra empresa puede ofrecerte varios modelos accesibles y con la mejor relación calidad precio. Tanto si son modelos estandarizados, como si son colchones personalizados, disponemos de un gran abanico de posibilidades para poder ofrecer colchones de calidad a todo tipo de precios. Además, disponemos de varios colchones medicinales específicos para gente con patologías definidas y dolencias variadas relacionadas con la espalda.

Variedad de materiales

No hay ningún colchón 100 % viscoelástico y siempre ha de tener otro tipo de complemento. Los colchones viscoelásticos pueden incorporar espuma o ser moldeados. Por lo tanto, te convendrá consultar a un especialista para encontrar el modelo que más te interese. La elección del núcleo es imprescindible para que decidas qué es lo que te conviene. A la larga, esto te permitirá marcar la diferencia e ir un paso por delante de los demás. En Dormity, los modelos están basados en una espuma HR de alta calidad, con muy buena porosidad (permite una gran transpiración y evita la sensación de calor), además de disponer de las mejores calidades en viscoelástica para conseguir la mejor adaptabilidad y resistencia, asegurando así la mayor durabilidad con las mejores condiciones para el descanso.

Conclusión: El colchón ideal para el dolor de espalda

El mejor colchón para el dolor espalda es aquel que te ofrece flexibilidad y firmeza adecuada al mismo tiempo. Hoy hay bastantes opciones para que optes por aquella que prefieras. En Dormity somos especialistas en proporcionar varios tipos de colchón. Esta es la manera de proporcionar varias posibilidades adaptadas a tus necesidades o preferencias. Algunos de los tipos de colchón disponibles son el viscoelástico, látex o de espuma. Por otra parte, ofrecemos modelos para deportistas, colchones personalizado para cada uno, ortopédicos, etc. Somos conscientes de la importancia de ofrecer un colchón para cada tipo de público

¿Qué colchón recomendamos para el dolor de espalda?

Te recomendamos que eches un vistazo al modelo Lumbocare: un colchón de viscoelástico diseñado por el equipo de I+D junto a médicos y especialistas, pensando en ofrecer el descanso ideal para las personas que sufren patologías como la lumbalgia o la dorsalgia y dolores de espalda o molestias cervicales. Otra opción es el modelo Basic Lumbo: La mejor calidad-precio en un colchón especialmente diseñado para patologías relacionadas con la espalda. Finalmente, disponemos de un colchón pensado para las personas que sufren fibromialgia, como es el modelo Fibrocare. Mediante el uso de materiales de confort, suaves y adaptables, se consigue reducir la presión sobre puntos de dolor.