5 razones para cambiar tu colchón

Muchas veces no hace falta que el tiempo nos obligue a cambiar nuestro colchón. Existen otros indicadores que nos ayudan a ver que es hora de jubilar a nuestro compañero de sueños. Como bien sabes, un buen colchón es indispensable para disfrutar de un merecidísimo descanso y empezar tus días con más energía que nunca. A continuación te presentamos hasta 5 razones para que te plantees cambiar tu colchón para que te permitan mejorar tus noches y, por consiguiente, tus dias ;).

Antiguedad

Si tu colchón cumple entre 8 y 10 años con nosotros es momento de plantear un cambio. Según la Asociación Española de la Cama (Asocama)dormir en un colchón de más de 10 años es perjudicial para la salud tras varios estudios clínicos que lo demuestran.

Deformidades o hundimientos

Uno de los principales indicadores de que tu colchón está en mal estado son las deformidades o hundimientos que este pueda tener por desgaste y uso del mismo. En muchos casos, también se debe a un mal mantenimiento puesto que no se ha volteado ni ventilado nunca.

Tapicería/materiales

Otro de los indicadores que pueden ayudar a valorar un posible cambio, es el estado de la tapicería y los materiales internos. De hecho, la tapicería puede que no esté en el estado óptimo, en lo que nivel de higiene se refiere, incluso si se ha dispuesto de una funda. Las condiciones de la tapicería pueden verse afectadas tras la continua transpiración que podamos generar y, con el paso de los años, pueden acelerar el deterioro de los materiales. Pero no sólo debemos tener en cuenta lo que vemos sino también lo que no vemos: sus materiales internos. Así que la mejor manera de optimizar y prolongar la utilización de tu colchón pasa por  tener en cuenta las recomendaciones de mantenimiento del fabricante y realizarlas periódicamente.

Ácaros

Relacionado con el anterior punto, cuanto más antiguo sea nuestro colchón más posibilidad tendremos de encontrar ácaros en él. Además una correcta limpieza de este puede ayudar a mantener alejados de nuestros sueños evitando, así, los problemas de salud que nos puedan provocar.

Adecuación

A lo largo de los años sufrimos cambios físicos provocados por la edad que, evidentemente, afectan a nuestra forma de descanso. Por esta razón hay que ir controlando cualquier molestia o dolor continuado que podamos sentir al levantarnos puesto que un buen descanso es la clave de nuestro bienestar diario. Pero ante cualquier duda, lo mejor es consultar a cualquier de nuestros expertos en tienda para que te asesoren sobre el estado de tu colchón y te presenten las mejores posibilidades para ti y tu descanso  y... ¡a disfrutar de tus sueños!